martes, 20 de febrero de 2007

Sin direccion

Que en el ciberespacio aparezcan millones de bolgs al año no es excusa para no tener uno.
Es verdad que entrando en el juego de la red te das cuenta de que tus opiniones son insignificantes, pero quedando al margen de esta revolución cibernética -que solo el diablo sabe a dónde nos lleva-, no evitamos ser solo uno más. Uno de esos millones y millones que también piensan opinan y, cómo no, creen estar en posesión de la verdad.
No sé a dónde lleva este blog, pero poco importa.
Solo cuando no sabes a dónde vas, eres libre de cambiar de camino e incluso de volver atrás, siempre que quieras.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ME HA GUSTADO ESA ULTIMA FRASE.
CUANTO SABES CHICO!