martes, 29 de mayo de 2007

NEGOCIACIONES

Paul Rusesabagina es un hombre corriente o eso nos quiere hacer creer en el libro que lleva, precisamente, ese nombre. Sabrás quien es si te digo que es el personaje inmortalizado en la película Hotel Ruanda, la que cuenta la historia del director de hotel que salvó a mas de 1.200 tutsis durante el genocidio de 1994.
Su arma fueron las palabras y así lo cuenta:
“(...)Todo esto hizo que me diera cuenta de algo de incalculable valor: alguien que negocia nunca puede ser un radical absoluto. El mismo acto de la negociación dificulta, si es que no imposibilita, la deshumanización de la persona que tienes al otro lado de la mesa. Porque en la negociación nunca se consigue absolutamente todo lo que se quiere. Es inevitable llegar a una solución de compromiso y, al hacerlo, no tenemos más remedio que entender la postura de la otra persona, incluso llegamos a simpatizar con ella. Y si unas tazas de buen café africano, algo de vino, un coñac o todo junto contribuye a lubricar ese entendimiento, mucho mejor”.


EXTRACTO DE “UN HOMBRE CORRIENTE” DE PAUL RUSESABAGINA

No hay comentarios: