jueves, 17 de enero de 2008

MIRANDOME EL OMBLIGO

Será que ando algo desocupado pero quiero rendirle un tributo a los que invierten sus horas, días y semanas en proyectos que saben que no llevan a nada.
Ando fascinado con la historia de el doctor Kart Kruszelnichi de la Universidad de Sydney. El hombre ha dedicado su tiempo sabiduría y esfuerzo en descubrir de dónde proceden las pelotitas que se forman en el ombligo. La cosa no tiene mucho misterio; están compuestas de resto de pelo y fibras de la ropa.
Un fenómeno de la naturaleza que se da mas en el caso de los hombres que de las mujeres y que tiene, como todas las cosas absurdas en el mundo, su record Guinness. Es el australiano Graham Baker y desde el año 84 guarda los más de 3 milígramso que fabrica su ombligo. ¿Hará con él almohadas?.

Siento que esta entrada de mi blog esté fuera de lugar, pero en momentos como este necesito asegurarme de que hay gente que está peor que yo. ¿A quién me refiero?. Al científico, por supuesto, lo del coleccionista me parece normal.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ups, eso de las bolas en el ombligo...A mi se me forman dependiendo de mi estado emocional..
A veces le digo a mi pareja, como me hagas tan feliz se me va a hacer una pelota que te cagas!

toni m dijo...

Muy interesante Anónimo , deberías hacer un cuadro: En el eje "x" tu estado emocional, en el "y" el peso de tus bolitas. Hay gente que vive grácias a un estudio de esos...