jueves, 8 de mayo de 2008

LA REINA DE SABA


Me gusta como Europa descubre y escribe la historia de África. Ahora resulta que un grupo de científicos alemanes ha descubierto en Axum, Etiopía, el palacio de la Reina de Saba. O al menos eso dice la agéncia de noticias Europa Press (que sea dicho de paso no tiene claro si es Axum o Atxum). Ya me parece bien si no fuese porque los Etíopes siempre han sabido que el palacio de la reina de Saba esta en Axum y además miles de personas se acercan cada año a visitarlo. Pero se ve que le faltaba "el sello" de una universidad alemana. Ahora vale más, como un cuadro después de catalogarse.
Estuve ahi hace unos años, en Axum, y me dijeron que estaba sobre las ruinas del palacio de la Reina de Saba, pero a saber... por entonces Europa no lo había certificado.

4 comentarios:

Balan dijo...

Hombre, no es por ser puntilloso, pero un poco de conocimiento científico, aunque sea europeo, nunca viene mal. Conseguir comprobar en el registro arqueológico un dato histórico siempre es deseable. De todas maneras, el problema de las noticias científicas en la prensa empieza ya a ser preocupante: por lo menos que consulten wikipedia.

toni m dijo...

hola balan... el problema no es que comprueben el "hecho" historico. El problema es que lo vendan como un descubrimiento, cuando toda la vida socio religiosa de Etiopia se basa en que la reina de Saba tuvo un hijo con el Rey Salomon, vivió en Axum y desde entonces guardan el arca de la aliznza cerca de su palacio

carlos marquès dijo...

Los Europeos somos tan chachis que descubrimos lo que nos da la gana, y le cambiamos el nombre, como a ese continente que está a nuestra izquierda en el mapa, que DESCUBRIMOS y llamamos América... Los que vivían allí nunca lo habían descubierto...Serían estúpidos... Con razón había que invadirlos, esclavizarlos y de paso hacernos unos anillos con su oro, que sí habían descubierto, pero eso es otro cuento..

Balan dijo...

Hola toni. Pues creo que la cuestión se centra no en la venta que haga la universidad (a saber qué han divulgado los investigadores), sino en la publicación del mismo, en el escaso interés en explicar qué han hecho los arqueólogos: descubrir un hecho histórico, constatarlo a partir de las tradiciones etíopes o refutarlo. De todas maneras, con un poco de atrevimiento, pongo en duda incluso que hayan afirmado que el Palacio pertenecía a la Reina de Saba.