viernes, 9 de febrero de 2007

¿QUÉ DEBEMOS PENSAR DE LO DE JADE GOODY?

Ahí está. Por si no la conoces, se llama Jade Goody, saltó a la fama en el Reino Unido concursando en Gran Hermano y ahora, a punto de morir de cáncer, vende por una fortuna sus últimos días para la mayor gloria del morbo del planeta entero (y dejarles una fortuna a sus hijos).
Si es verdad que he empezado a picar estas líneas sin saber qué debemos pensar sobre esta muerte mediatizada si que tengo claro que debo ordenar mis ideas en plural; Al igual que en un concierto de rock, mil personas coreando las canciones siempre entonan, cuando millones de personas siguen un programa de televisión, el fenómeno pasa a ser generalizado y nos incumbe a todos.
El tema de la muerte en si tiene poco interés; cada días mueren miles de personas, otras tantas familias pasan por el tanatorio a decir un último adiós y miles de niños pasan a ser anónimamente huérfanos.
El tema de vender la intimidad por dinero tampoco nos sorprende ya. Lo vemos día a día en los programas y revistas rosas. Lo leemos en la prensa. Tampoco es nuevo.
Pero Goody está vendiendo su propia muerte y la mezcla dispara el morbo. Además , tanto los millones de buitres sedientos de basura que seguimos el desenlace, como los "profesionales de la comunicación" que lo harán posible, tienen, esta vez una excusa; el dinero es para que a los niños no les falte nada, y eso lo justifica todo ¿No?.

Concluyo entonces que Jade Goody aún habiendo encontrado como darle la vuelta a la tortilla, y sacar partido de una situación tan vulgar, normal y generalmente poco provechosa, como es la muerte, preferiría no tener cáncer y seguir viviendo.
Lo que no me atrevo a asegurar es si a los millones de personas que siguen ese desenlace les gustaría que se curase. (Tranquilo que ya es imposible)
Replanteo la pregunta inicial. ¿Qué debemos pensar de los que seguimos el culebrón Jade Goody?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es evidente que la sociedad pide este tipo de "programas", asi que....que pasa con la sociedad???
Ya no tienen suficiente con su vida ni con chafardear la de los vecinos???

Olisa.