viernes, 9 de febrero de 2007

¿Y SI EL DESTINO NO QUIERE QUE VAYA?























Esto que hay arriba no se ve cada día; es un visado para entrar en el Reino de Bhután, en los Himalayas. Y si lleva mi nombre escrito,todavía es más difícil de ver. Los que me conocéis sabéis que hace años (y no es una metáfora) que voy detrás de este viaje. Ya se que el Cielo no se alcanza en dos días, y que los lugares místicos hay que ganárselos... pero el último Shangri-la se está haciendo de rogar mucho.
TENEMOS VISADO, billetes a Nepal via Londres, todo cerrado en Buthán y hoy, a cuatro días de partir nos avisan que la única compañía que vuela de Nepal a Buthán ha anulado nuestro vuelo. O sea, que compuesto y con Maru en Katmandú.  Ciudad muy bonita y a la que no me importa volver, pero tenía que ser accidental y de paso y no un destino final.

Quien sabe;  tal vez deba ser así, tal vez no estamos preparados para el paraíso y El Reino del Dragón nos esquiva, una vez más. 
Os mantengo informados. 

2 comentarios:

www,tenirunbondia.blogspot.com dijo...

Potser és una senyal...una senyal que arriba una mica tard, però una senyal en definitiva.
Sort i ànims.

maru y dijo...

Al final el destino dijo SÍ