sábado, 30 de enero de 2010

DAN BROWN EL SÍMBOLO PERDIDO

La vida es muy corta y los libros por leer millones. No pierdas tu valioso tiempo leyendo EL SÍMBOLO PERDIDO.
Simple, mal cerrado, con cambios de punto de vista inexplicables e ilógicos, poco creíble....
En fin, que los escritores muertos de hambre no escriben, pero con la panza demasiado llena (léase fama) se vuelven torpes.