viernes, 26 de noviembre de 2010

ENTRE PAPELES


















A veces no nos damos cuenta de ritmo que llevamos hasta que los efectos se materializan. He perdido el mando a distancia del ordenador y he tardado un buen rato en encontrarlo; solo entonces he reparado en mi mesa.
Si un día me perdéis buscad en ella. Tal vez ande por ahí.

No hay comentarios: